Sobre la autora

Me llamo Ana, soy licenciada en Traducción e Interpretación por la UAB y en 2009-2010 hice el Máster de Traducción Audiovisual. Mis idiomas de trabajo son el inglés y el portugués. Durante cuatro años también estudié japonés, ya que aprender ese idioma era (y sigue siendo) la ilusión de mi vida.

Desde 2007, colaboro con un grupo llamado Tales Translations, donde localizamos juegos y subtitulamos series y películas por amor al arte y porque nos da la gana. De momento, esta es mi única experiencia ¿profesional? como traductora. Mi objetivo ahora es encontrar trabajo como traductora. Aún me queda mucho por aprender, pero me esfuerzo al máximo cada día para mejorar.

Creo que sería bastante acertado describirme como friki: me encantan los videojuegos, el manga y el anime, todo lo relacionado con Japón, la fantasía épica, escucho más compositores que grupos y encima llevo gafas.
Una perla, vamos.

A quien le interese, puede seguirme en Twitter, donde suelo "retuitear" cosas que me parecen interesantes y alguna chorrada ocasional. También os dejo mi perfil de LinkedIn.

----------------

Actualización: noviembre de 2014
Me ha dado pena borrar lo que escribí sobre mí anteriormente; en estos cuatro años he cambiado bastante, pero la base sigue siendo la misma.

Un poco sobre mi yo actual: llevo desde 2010 trabajando de manera profesional en la localización de videojuegos. En 2010 estuve haciendo cosas puntuales y muy modestas. En 2011 llegó mi gran oportunidad y empecé a trabajar en Nintendo como traductora, donde estuve hasta principios de 2014. Con todo el dolor de mi corazón, me marché por voluntad propia. Ahora vuelvo a estar en mi ciudad, donde sigo trabajando como traductora de videojuegos, pero en una agencia de traducción.

Me considero una persona la mar de afortunada y, a pesar de que le haya puesto punto y final al blog (que ya tocaba), sigo recibiendo mensajes y comentarios de entradas antiguas, a las que siempre intento contestar lo antes posible.

A pesar de que las entradas que escribí ya estén viejas y quizás no sirvan de mucho, quiero dejar el blog disponible. No sé, quizás todavía pueda servirle a alguien.