sábado, 18 de diciembre de 2010

El precio de la traducción

Últimamente, en Twitter, he visto a buenos traductores comentar que les rechazan presupuestos.

En lugar de explicar el por qué una traducción tiene tal precio o tal otro, que está visto que no funciona, prefiero hacer otras comparaciones.

Imagínate que tienes una reunión con un cliente. Tú necesitas a ese cliente y quieres darle una buena impresión. ¿Qué coche elegirías para ir a verle?

¿Este Seat Panda too guapo?

¿O este Mercedaco?

Imagínate que el Seat Panda cuesta 50€ y el Mercedes 100€. Los dos son coches. Los dos pueden llevarte hasta el cliente. Por esa diferencia de precio, ¿cuál te quedarías?

Y si la cuestión es causar buena impresión a clientes potenciales, ¿qué decir de la propia imagen? ¿Cómo preferirías que te vieran?

¿Como este señor tan simpático vestido de Armani?


¿O como Amy Winehouse en un mal día?

La diferencia entre un traje y otro vuelve a ser de 50€.

¿Y si esto lo trasladamos a la traducción? En ese caso, parece que ahorrarse 50€ sí que merece la pena. Total, es una traducción, todos los traductores la van a hacer igual. Cambian una palabra por otra y listo.

Pues no es así. Igual que en los coches, en la ropa, en la comida... la calidad, se paga. Una buena traducción de tu página web puede atraer buenos clientes extranjeros. Una buena traducción de un contrato puede ahorrarte malos entendidos. Una buena traducción de un libro de medicina puede salvar vidas. Una buena traducción de un software puede facilitar su uso y que llegue a más gente. ¿Y una traducción chapucera? Pues todo lo contrario.

No intento decir que los más caros sean siempre los mejores... pero seguro que los más baratos no serán los mejores.


Y bueno, siendo mucho más básicos: ¿uno no se motiva más con un buen sueldo? O, como mínimo, ¿con un sueldo digno? ¿Qué digo digno? Con un sueldo justo. Pues los traductores también.

Con este pequeño post quiero decir que, por favor, mirad también la calidad, no solo el precio.

Para acabar, dejo una frase que dijo un profesor de la Facultad:
Para la mierda que me pagan, no esperarán que traduzca bien.

martes, 23 de noviembre de 2010

Un buen regalo de Navidad

Otro post sin relación alguna con la traducción. Lo siento, pero no puedo dejar de explicar cosas que me parecen interesantes.

Me gustaría compartir aquí el proyecto de Kurioso: un libro solidario, "La España fantasma".

"¿Qué aspecto tenían las calles de España durante la final del mundial de fútbol de Sudáfrica? Mientras se disputaba aquel histórico partido, más de 300 fotógrafos convocados a través de Internet salieron a la calle para fotografiar el silencio, los vacíos y abandonos que 17 millones de telespectadores habían fabricado con su ausencia [...] Este libro es un compendio de las mejores fotografías del proyecto, comentadas por sus autores y por grandes artistas, humoristas, periodistas o escritores. Todos los beneficios de su venta irán destinados al proyecto solidario “El valor de la infancia” que la ONG «Save The Children» está desarrollando en Ciudad del Cabo (Sudáfrica)".

La descripción del libro está en la página web de Bubok, donde se puede adquirir por 18€ (impuestos y envío a parte). Si se tiene en cuenta el formato del libro (color, tapa dura, cosido...) no es tan caro. Y ya veis que los beneficios van a un proyecto solidario.

Desde este pequeño blog, quiero darle un poquito de repercusión, por mínima que sea la influencia que tengo en la red, por poquísimos visitantes que tenga... Quiero añadir mi granito de arena.

Un libro como "La España fantasma" me parece un gran regalo de Navidad: para aquellas personas a las que les guste la fotografía, para los aficionados al fútbol que quieran recordar cómo estaba la calle ese día... Pero, más ampliamente, creo que es un buen regalo para cualquiera que sepa apreciar las obras solidarias.

Yo me lo voy a regalar a mí misma en cuanto cobre mi primer sueldo. Me gustan la fotografía y el fútbol, pero no soy ni mucho menos una apasionada de ninguna de las dos cosas... Pero sé que, probablemente, serán los 20 y pico euros mejor gastados estas fechas.

Si os ha parecido interesante, en este post tenéis más información sobre la creación de este libro y sobre las dificultades por las que han pasado para hacerlo realidad.

Actualización: Otra entrada interesante sobre "La España fantasma".

Actualización, 3 de enero de 2011:
El día 30 de diciembre fui a buscar mi ejemplar de "La España fantasma". Lo compré a través de Caja Mediterráneo (así), y lo recogí en una oficina de mi ciudad. No he leído el libro a fondo aún, solo lo he ojeado un par de veces, pero ya os puedo decir que es muy chulo. Las fotos son preciosas, cada una acompañada del lugar donde se hizo y la hora, además de algunos comentarios. La edición es también muy buena, de tapa dura, cosido... ¡y es más grande de lo que pensaba!

Pongo foto para que lo veáis. Bueno, si podéis... la fotografía no es lo mío, lo siento. Se ve mi portátil, con el blog puesto, y en el teclado el libro... Cierto, tengo muy poco arte para esto.

La España fantasma, en mi casa.

¡Os animo de nuevo a comprarlo! Merece la pena tener un recuerdo bonito de ese día, ¿no? :)

domingo, 21 de noviembre de 2010

Quiero estudiar Traducción e Interpretación

EDIT (abril de 2016): He creado un FAQ con las preguntas que han surgido con más frecuencia en los comentarios de esta entrada. Si lees este post y tienes alguna duda, léete el FAQ. Si tu pregunta no está respondida allí, escribe un comentario en esa entrada e intentaré ayudarte (aunque suelo tardar).

Un par de cosas:

  • He eliminado la opción de publicar más comentarios en esta entrada para que todas las preguntas que surjan a partir de ahora se concentren en el FAQ. También estaría bien tener allí opiniones más recientes.
  • Acabé la licenciatura de Traducción e Interpretación en 2009 y este post lo escribí a finales del 2010. Por lo tanto, es muy posible que haya información obsoleta o errónea.


------------------------------------------------------------------------------------------------

Esta entrada la voy a dedicar a los estudiantes de bachillerato que quieren entrar en Traducción e Interpretación. Lo primero que les voy a decir es:

¡No, hombre, es broma!

Veamos, lo primero que tienes que tener claro es dónde quieres estudiar y saber la nota de corte. Desde aquí puedes acceder a información sobre las distintas facultades de traducción de todo el país y la nota necesaria.

Debes saber que, para entrar en Traducción, no vale solo con sacar la nota necesaria, sino que además hay otro examen de nivel de lengua extranjera. Los estudiantes de traducción entran ya sabiendo inglés, francés o alemán (al menos en la UAB). Si no tienes un buen conocimiento de algunas de estas lenguas, lo tienes complicado para superar el examen... Pero no desesperes: si puedes, haz la prueba en diferentes facultades, así tendrás más posibilidades. O, si aún estás a tiempo (por ejemplo, si estás en la ESO) intenta apuntarte a una academia para mejorar tu nivel e ir sobre seguro.

Básicamente, eso es todo. Realmente, lo único que diferencia esta carrera de las demás es el examen de lengua extranjera. Infórmate bien de las fechas y hazlo lo mejor posible.

Pero bueno, ¿y qué te espera una vez estés dentro? Pues cuatro años de diccionarios, trabajos en grupo e histeria colectiva con interpretación. Es bastante divertido, la verdad.
Os voy a explicar lo que os encontraréis si estudiáis en la UAB. No sé si las asignaturas son iguales en todas las facultades, pero más o menos os podréis hacer una idea.

Hay asignaturas de traducción de la lengua que ya dominas, y otras para profundizar en la cultura del país (o países) donde se habla. Tendrás que elegir una segunda lengua extranjera, para empezar a estudiarla. Hay asignaturas extrañas, como Lingüística, que... bueno, no acabo de entender para qué sirven. Hay asignaturas aburridísimas como Documentación, pero que es muy importante enterarse bien y dominarla para el futuro. Por otro lado, tenemos Teoría de la Traducción, que puede resultar interesante, pero el examen es una hecatombe de proporciones épicas. Y luego Interpretación, que son largas horas de "quiero morir" si se te da mal, o de "hostias, cómo mola esto" si se te da bien. Y Terminología... ufff, con megatrabajo de investigación de casi seis meses de duración (creo, mi memoria está borrosa en ese punto...). Bueno, y casi me olvido de Traducción Especializada Inversa, que si ya cuesta traducir textos especializados a tu lengua, ya verás la risa que te da cuando los tengas que hacer a tu lengua extranjera.

Me he dejado algunas cosillas, sin duda. Lo mejor que puedes hacer es mirar las asignaturas que te corresponden según la Facultad en la que quieres estudiar. Además, puedes ir a la web de Patata Brava, y ver comentarios de los demás compañeros: sobre la carrera en general, sobre alguna asignatura en particular, ver la puntuación de los profesores y sus frases míticas, apuntes de algún buen samaritano...

Por cierto, antes de acabar, me gustaría comentar un punto muy importante si quieres estudiar en la UAB: si no eres catalán, pero llevas 6 años viviendo en Cataluña, harás Catalán con el nivel de los nativos (y te aseguro que es un maldito infierno). Si llevas menos de ese tiempo, o vienes de otra comunidad donde no se hable esta lengua, harás una introducción al catalán obligatoriamente.

Para que no os echéis la manos a la cabeza: con seis años aquí, es bastante lógico que ya tengáis un nivel de nativo. Pero pensad que el catalán a ese nivel es muy complicado, incluso para los catalanoparlantes, así que estaréis más o menos en la misma situación que los demás.

Los que venís de fuera: si no queréis estudiar Catalán, más vale que miréis universidades en otras regiones. No entiendo por qué, pero hay mucha gente a la que le da rabia tener que estudiarlo, pese a que es MUY FÁCIL aprenderlo desde cero (pensad que el nivel es mucho menos exigente que con los nativos). Aprenderíais lo justo y necesario para poder mantener una conversación y entender lo que dicen los demás. Si vives en Cataluña, te será muy útil.

Y para los que tienen prejuicios incentivados por ciertas cadenas de televisión: no pasa nada si eres castellanoparlante, nadie te va pegar, ni a dar la espalda, ni a obligarte a que le hables en catalán. Lo máximo que te puede pasar es que alguien te hable en catalán, tú le contestes en castellano y él siga en catalán. Aquí es bastante normal, cada uno habla a su bola porque todos nos entendemos. Pero bueno, si dices que eres nuevo por aquí y que aún no lo entiendes, la gente te hablará en castellano sin problemas (a no ser que te toque algún estúpido, que también los habrá).

Si tienes alguna duda, escribe un comentario y pregunta lo que sea. Espero que esta entrada te sea de utilidad.

EDIT: Pasaos por los comentarios. Por ejemplo, me informan de que muchas universidades no tienen prueba de lengua extranjera. Os juro que no tenía ni idea.

lunes, 8 de noviembre de 2010

El objetivo

Hace tres semanas empecé un curso... de atención al cliente por teléfono.

Mañana empezaré a trabajar como teleoperadora a media jornada. La gente me llamará, y les tendré que asesorar... Al menos, no es telemarketing.

Y te preguntarás: ¿qué tiene que ver esto con la traducción? Nada. Absolutamente nada.

¿O sí?... No, nada que ver, lo siento, no tiene ninguna relación.

La verdad es que no he tenido demasiada suerte con mi envío de CV a las empresas de traducción, así que me toca trabajar "de lo primero que salga". Sin embargo, no he perdido la esperanza. He tenido unos cuantos batacazos: empresas silenciosas, empresas de "ya te diremos algo"... Incluso una empresa me hizo una prueba, pero no la pasé (los motivos los analizaré en otra entrada)... Una verdadera lástima.

Pero pienso seguir enviando CV para trabajar de traductora, que para eso me he formado. ¿Quién sabe? Quizás mi oportunidad aún no ha llegado.

Espera, ¿y si mi oportunidad no llega? ¿Y si pasan los meses y no me sale nada de traducción? ¿Qué hago? ¿Me quedo para siempre de teleoperadora? Nah, ni pensarlo.

Mi plan es el siguiente: ya que tengo este trabajillo, ahorraré todo lo que pueda para, en un futuro a medio plazo, establecerme como traductora autónoma. El dinero ahorrado lo usaré para pagar los impuestos, comprarme un ordenador de torre decente... e ir sobreviviendo mientras llegan los primeros encargos.

Sin embargo, me asaltan muchas dudas: ¿sería posible combinar el trabajo de traductora autónoma con el de media jornada, al menos al principio? Vamos, ¿se puede estar trabajando en una empresa y ser autónomo a la vez? Si me saliera un encargo largo, ¿sería capaz de cumplir con los plazos? ¿Haré un buen trabajo sola? ¿Sabré hacer las facturas? ¿Me pagarán acaso?
Vaya... da miedo tirarse a la piscina.

Tengo miles de dudas. ¿Pero sabes qué más tengo? También tengo miles de compañeros a los que pedir consejo. Y eso me ayuda a no perder de vista mi objetivo, que hoy veo tan lejano que me parece un sueño.

Escribo esta entrada para recordarme a mí misma que no hay que perder la esperanza. Será difícil, muy difícil, pero espero algún día poder ir al archivo de este blog, leer esta misma entrada, sonreír y pensar "pues no ha sido para tanto".

Y también la escribo para ti, pequeño saltamontes, que estás empezando y estás más perdido que un pulpo en un garaje, para que nunca te rindas. Y también para ti, pedazo de profesional del copón, para que mires atrás y digas: "Joder, soy el puto amo, mira qué camino he recorrido".

Para todos los que tengáis dudas, para los que no creáis en vuestra capacidad. Da igual si sois traductores, diseñadores, informáticos o cajeras del Mercadona.
La vida, sin objetivos, no tiene gracia. Hay que tener un objetivo claro, y luchar por él. Ir mejorando cada día y dar pasitos hacia la meta. Y, cuando estés ahí, echa la vista atrás, siéntete orgulloso... y busca un objetivo nuevo.

¿Y si no llego al a meta? ¿Y si mi objetivo es imposible? En ese caso, te digo que el único límite lo pones tú: tu paciencia, tu esfuerzo, tus ganas de seguir hacia adelante. Rendirse no es una opción. "Imposible" no sale en mi diccionario, y tampoco tiene que salir en el tuyo.

viernes, 29 de octubre de 2010

Fansubs: el debate

Hoy mismo, en Twitter, se inició un debate interesante sobre el mundo del fansub. Voy a exponer aquí lo sucedido y a aportar mi opinión. Por cierto, si a alguno de los implicados en la conversación le molesta que lo ponga aquí, por favor, que me avise.

Verónica García (@veronica_G_G) compartió un enlace al blog "El arte de traducir". Bajo la entrada, se puede ver un pequeño "sobre mí" de la autora. Entre otras cosas, ella dice: "[...] traduzco por gusto para fansubs para fomentar la distribución en español de series de animación japonesa desde su versión en inglés".
Al leer esto, Xosé Castro (@xosecastro), comentó lo siguiente:

@xosecastro: Flipo: «traduzco [...] para fansubs para fomentar la distribución en español de series [...] japonesa». Ole. // Ayer me pasan tesina sobre los lindos fansubs y hoy veo licenciada q los traduce orgullosa. ¿Están tontos los traductores o soy yo el raro?

@veronica_G_G: Parece ser que hay mucha gente, traductores o no, a los que les gusta hacerlo y parece haber una jerarquía muy marcada jaja // por qué lo dices lo de si son tontos? porque le hacen el trabajo a gente o por el hecho de traducir por amor al arte?

@xosecastro: Mejplico: ¿Imaginas q hubiera taxistas gratis × amor al coche? ¿Qué opinaría el gremio? Ah, pero como esto es «arte», mola.

@veronica_G_G: te entiendo y lo comparto, pero parece que quieren promover la tradu. de series al ES pq los amantes del manga y el anime se... // quedan sin ver muchas series o videojuegos pq simplemente no salen del país. Tiene que ver con el peculiar amor q tienen hacia // esa lengua y cultura que parece ser mucho mayor al que los demás podamos tener por otras jaja. Es una posible explicación

@currixan: Yo no lo veo tan descabellado. Empecé traducción precisamente por el japonés, aunque nunca lo llegué a estudiar

@veronica_G_G: además, mejor o peor, es una experiencia adquirida como el que traduce textos por voluntad propia en casa para practicar

@angeldominguez: en muchos casos esos contenidos nunca llegan a España y no hay otras formas de acceder a ellos.

@xosecastro: Los fansubs suelen ser d videítos con copyright. ¿Lo comparas con gente q, como yo, comparte sus fotos gratis?

@angeldominguez: ahí tienes razón, pero dudo que los fansubs priven de trabajo a un traductor. // ..y de nuevo, hay contenidos que nunca se publican en España o que no están disponibles doblados ni subtitulados.

@xosecastro: A ver: 99% de fansubs son material pirata q sí llega. Fansuberos curran gratis, pero alguien se forra a su costa, × tontos.

Llegué tarde al debate, y poco pude añadir. Ahora, voy a exponer mi opinión sobre este asunto, ya que yo también he sido (y soy) fansubber.

Primero: no somos tontos. Los fansubs, y cualquier otro tipo de fan translation, se hacen por dos motivos:
1) Porque te gusta la serie/peli/videojuego.
2) Debido a esto, quieres compartirlo con los demás.

Segundo: ¿Qué se fansubbea?
1) Lo que no está traducido a nuestro idioma, y tiene pocas o nulas posibilidades de estarlo algún día (nada del 99%, sólo hay que pasarse por cualquier fansub para verlo).
2) Lo que aún no está traducido a nuestro idioma. Por ejemplo, esto se ve mucho con las series americanas de moda.
3) Muchos fansubs tienen esta política: si la serie que subtitulan va a ser publicada en su país, detienen la distribución. ¿A nadie le suena esta frase?: "¡Detén su distribución si se licencia en tu país!".

Tercero: ¿A quién le quita el trabajo?
A nadie, porque:
1) Si la distribuidora X no quiere sacar algo en España, no va a pedir a un traductor profesional que lo traduzca para nada.
2) Si la distribuidora X lo quiere sacar, no va a coger cualquier fan translation y ale, ya está traducido, porque la calidad media de los fansubs españoles es entre mala y pésima. La distribuidora buscará a un traductor profesional para que haga el trabajo, y le pagará por ello.

Cuarto: ¿Quién se forra con esto?
Nadie, que yo sepa, porque:
1) Los fansubbers "trabajan" gratis.
2) Nadie paga por ver contenido fansubeado.

Quinto: Copyright.
1) Ahí tenemos razón, esto es piratilla a más no poder.
Pero...
1) Una serie que no llega nunca a España, no se puede comprar ni ver legalmente.
¿Qué hacemos? ¿Nos quedamos de brazos cruzados, mirando "parriba" con el pico abierto esperando a que "mamá distribuidora" nos regurgite lo que considere oportuno?
2) Si la serie tiene cierto éxito en internet, es posible que las ventas de merchandising aumenten, con lo cual serían beneficioso.
3) Si la serie tiene cierto éxito en internet, puede que alguna distribuidora se fije en ella y decida sacarla. En ese caso, sería conocida y tendría una "comunidad de fans". Si ocurriera eso, lo ideal sería que los fansubs detuvieran su distribución.

Sexto: Experiencia.
1) A traducir se aprende traduciendo.
2) Los traductores, tanto en formación como ya licenciados, tienen la posibilidad de seguir mejorando gracias a la fan translation. No hay que esperar a tener un encargo profesional y cagarla. Si hay que cagarla, que sea en una fan translation.

En estos puntos está resumida mi visión sobre este curioso mundo. Me gustaría poder ver las vuestras e iniciar un debate.

jueves, 21 de octubre de 2010

La tipografía es importante

Estaba barajando varios títulos, por ejemplo "Sobre cómo he vivido engañada diez años" o, simplemente, "Mind fuck".

Os cuento: tenía otro tema pensado para esta entrada, y estuve buscando información para ilustrar lo que quería explicar... y, al investigar, me di cuenta de que, simplemente, no leí bien una palabra.

Situación: año 2000, sale un juego maravilloso llamado Final Fantasy IX... Me lo compro, lo juego y llego a un sitio llamado "árbol lifa". Mmmm... algo no me cuadra. "Ese nombre no está bien, creo que es un error...".

Durante la intro del juego, sale entre varias imágenes un mapa del mundo, con los nombres de los lugares.


Imagen de la
intro de Final Fantasy IX.

Yo, a mis trece años, me monté la siguiente película: Vaya... eso, desde luego, una "L" no es... ¿Qué es? ¿Una "T" un poco rara? Ahhh, claro "Tifa", tiene lógica, fijo que es una referencia al personaje de Final Fantasy VII, es un guiño. Pero, entonces, ¿por qué le habrán cambiando el nombre al sitio y lo habrán llamado "lifa"? Bueno, a ver, "Tifa" es un nombre desafortunado, porque en catalán significa "caca", así que igual el traductor es catalán, lo habrá comentado y le habrán dejado cambiar el nombre...

Vale, ahí quedó la cosa hasta hace unos meses, cuando tuve la oportunidad de conocer a uno de los traductores de este juego y preguntarle personalmente. "¿Oye, por qué no dejasteis "árbol Tifa"? ¿Fue porque en catalán suena mal? ¿Os pareció bien quitar esa referencia?". Su respuesta fue: "No lo recuerdo". Lógico, habían pasado diez años desde esa traducción, era poco probable que se acordara de algo así... Pero añadió: "No me suena a mí que cambiáramos ningún nombre...".

Pues nada, me quedo yo con la duda... pero igualmente convencidísima de que tenía razón (¿qué otra explicación podría haber?). Bueno, pues ayer me dio por investigar este hecho para crear la próxima entrada del blog, y para confirmar mis sospechas sobre el por qué del cambio. Me dediqué a buscar imágenes que probaran mi teoría. Imaginad mi sorpresa cuando veo que en inglés también se lee "lifa tree". Aluciné. Mi teoría era errónea: el cambio no fue solo en castellano porque en catalán quedara feo, en inglés también se llama así...

"Árbol lifa", castellano.
"lifa tree", inglés.

¿Entonces?... ¿Por qué no dejaron "Tifa" y punto? La respuesta la encontré en la versión en japonés... ¡Porque el lugar no se llama "árbol Lifa", sino "árbol Iifa"! ¡La primera letra es una puñetera "i"!

"Iifa no ki", japonés.

Señores, he tardado diez años en diferenciar una "I" mayúscula de una "l" minúscula (con la tipografía que tengo para el blog, tampoco se ve tan claro, ¿eh?). El caso tiene más delito porque lo podría haber deducido perfectamente gracias a esta imagen, que aparece cuando entras por primera vez en el "árbol iifa":

Título del "árbol Iifa".

Aquí se ve claramente que es una "I"... pero como estaba tan convencida que era una "L", y encima eso sale sólo unos segundos, pues ni se me pasó por la cabeza... Seguramente, pensé que era un error o, simplemente, una "L" feísima.

Me consuela que, al menos, no soy la única que se confundió, ya que en el mismo "Final Fantasy Wiki", en la entrada correspondiente a este lugar, lo dice: "The Iifa Tree (イーファの樹 Īfa no ki lit. Tree of Eva), read as iifa Tree and sometimes mistaken as the Lifa tree [...]".

¡Pero un momento! Vale, no le han cambiado el nombre... pero el significado sí que se ha perdido. En japonés "iifa" sería el correspondiente de "Eva", como bien dice este wiki... Entonces, ¿por qué los traductores lo dejarían como "árbol iifa" y no lo cambiaron a "árbol de Eva", por ejemplo?  "Arbol de Eva" tiene bastante sentido dentro del mundo del juego... ¿No se darían cuenta? No sé, es poco probable... Lo más seguro es que nunca tendré la respuesta a esta pregunta. 
Aclaración de Rinoninha en los comentarios: "iifa" no sería el equivalente de "Eva" en japonés, sino que sería イヴ ("ivu", pronunciado más o menos "if") o エバ ("eva", simplemente). ¡Gracias por la corrección! Al final, toda la historia se resume en que este sitio tiene un nombre muy feo.

La moraleja de esta historia es que la tipografía es vital. Punto, no hay más. Una tipografía inadecuada te puede llevar al error más tonto de tu vida. Por suerte, en mi caso no fue nada importante, solo diez años con la duda. Pero para cierta empresa, la elección de una tipografía no demasiado acertada los dejó "mega jodidos".

Imagen de verydemotivational.com.

jueves, 14 de octubre de 2010

¿Qué carrera elijo?

Quiero escribir esta entrada para todos aquellos que estén estudiando ahora ESO o Bachillerato y que aún no hayan elegido qué quieren estudiar en el futuro. He dividido la entrada en dos partes, una para los que no quieren estudiar, y otra para los que sí quieren, pero aún no saben qué. Espero que estos consejos o reflexiones os ayuden.

NO ME GUSTA ESTUDIAR, QUIERO TRABAJAR
De entrada, te diría que es una mala idea. Me atrevería a decir que a NADIE le gusta estudiar, y que la diferencia está en la fuerza de voluntad de cada uno. Antes de dejar los estudios, piensa en lo que puede acarrear esta decisión en el futuro: no tendrás especialización, no destacarás en ningún campo.
Puede que tengas suerte y encuentres trabajo como camarero, en una obra (bueno, hoy en día eso es complicado...), en una tienda... Pero, ¿es eso lo que quieres hacer el resto de tu vida? Los trabajos no especializados suelen ser los más sacrificados y los peor pagados... porque hay mucha gente que los puede hacer. Y, al haber tanta gente, también suelen ser los más inestables y donde la temporalidad es más alta.
Seguramente piensas que, bueno, tienes 16 ó 18 años, que con lo que te paguen ya te da para tus gastos, y que si te quedas sin empleo, podrás trabajar de cualquier otra cosa. ¿Y cuando tengas 30, 40 ó 50? ¿Y cuando quieras comprarte tu pisito, crear tu familia? ¿Tu sueldo dará para tanto? ¿Y si tu trabajo te exige jornadas de 12 horas, o nocturnidad, o de lunes a domingo? ¿Podrás disfrutar de tu familia y de tu piso?
Estoy segura de que habrá gente que ha dejado los estudios y ha triunfado en la vida, personas que ganan buen sueldo y trabajan "poco"... Pero también estoy segura de que no son la mayoría.

QUIERO SEGUIR ESTUDIANDO, PERO NO SÉ QUÉ
Para mucha gente, decidir qué quiere estudiar es complicado. Creo que hay ciertos métodos que te pueden ayudar a elegir el buen camino.

Visualízate en el futuro
Imagínate dentro de 10 ó 20 años. ¿Cómo quieres verte? ¿En una oficina, delante de un ordenador y charlando con tus colegas en la máquina de café? ¿Te ves tranquilito en casa, en pijama con tu ordenador? ¿Te ves en un negocio propio, atendiendo clientes? ¿Te ves rodeado de gente, explicándoles algo?
Dentro de las muchas posibilidades que hay en el mundo laboral, imagínate la que más se adapta a tu manera de ser y a tus habilidades. Una vez tengas claro qué ámbito de trabajo te gusta más, investiga qué empleos pueden entrar en esa categoría.

Ten en cuenta tus aficiones
Al elegir tu carrera (o FP), debes tener muy en cuenta lo que te gusta. Obviamente, tampoco  puedes dejar de lado las salidas profesionales que tenga, pero yo personalmente lo veo como algo secundario. Una vez acabes los estudios, puede que no encuentres de lo tuyo, pero siempre tendrás la oportunidad de mejorar y alcanzar ese objetivo. Así que, ¿qué te gusta? ¿Te gustan la naturaleza y los animales? Ahí tienes Biología y Veterinaria. ¿Te interesan los idiomas y las demás culturas? Ahí tienes Traducción o Filología. ¿Te gustan los videojuegos? Ya existe la carrera de Informática e Ingeniería del Videojuego. Y así podríamos seguir hasta el infinito. No puedo estar segura, pero diría que casi todas las aficiones pueden tener alguna que otra salida profesional, más o menos clara, más o menos relacionada, y su formación correspondiente.

Ten en cuenta tus habilidades y tus puntos flacos
Esto es importantísimo. Si las matemáticas se te dan mal, no te metas a estudiar algo relacionado con números. Si los idiomas se te dan mal, no te metas en algo donde te exijan un nivel muy alto de idiomas. Cuando vayas a elegir tu carrera (o FP), mírate bien las asignaturas, porque puedes llevarte una sorpresa. Yo, por ejemplo, en su día me planteé estudiar Psicología como segunda opción si no entraba en Traducción, pero me enteré que la estadística tiene un peso bastante importante en esa carrera. ¿Cómo me iba a meter yo en una carrera con estadística, si ya cuando me enseñaron a dividir con dos números me perdía? Quizás, con mucho esfuerzo, puedes llegar a sacarte las asignaturas que se te dan peor, pero eso es un sufrimiento extra que, si uno puede, debería evitar.

Decide por ti mismo
No dejes que nadie decida por ti. Tus estudios seguramente marcarán lo que serás en el futuro, y tu futuro lo vivirás tú, no otra persona. Déjate llevar por tus ilusiones y por tu crecimiento personal. No es malo que padres o amigos te aconsejen, pero no dejes que te coaccionen ni que dirijan tu vida.
Por ejemplo, cuando le dije a mi padre que quería estudiar Traducción, me dijo estas palabras, que no olvidaré jamás: "Buah, te vas a morir de hambre. Deberías estudiar algo de construcción, como tu hermano". Me desanimó, pero no me rendí, porque lo tenía clarísimo mi camino. Consiguió llevar a mi hermano por el camino de la construcción porque él no sabía qué quería hacer. Mirad la situación actual: ¿dónde hay más paro? En la construcción. Mi padre me lo dijo con toda la buena intención del mundo, porque pensaba que eso me daría trabajo en el futuro.
Otra cosa con la que hay que tener cuidado es con los amigos: no vayas a estudiar algo sólo porque tus amigos también vayan allí. Parece una obviedad, pero conozco a gente muy cercana a la que le ha pasado esto, y no con buen resultado, precisamente.

No sé si me he dejado algo importante por comentar. Solo quisiera resaltar un último punto: es una decisión muy importante. Medítala bien, date tiempo, infórmate... una vez hecho eso, decide. A pesar de todo, te recomendaría que te decidas lo antes posible y que estuvieras atento a las notas de corte y cosas así. Creo que si sabes la nota de corte, te esfuerzas más en bachillerato para sacar mejores notas y no ir tan ahogado en la selectividad.

Espero que todo este tochaco que he escrito te ayude un poquito a ver cuál es tu camino. Y animo a los mayores, a todos aquellos a los que estos problemas ya les quedan lejos, a aportar su punto de vista y consejos en los comentarios.

sábado, 9 de octubre de 2010

Sobre el uso de Twitter: una reflexión

Hace más bien poco que uso Twitter. Todavía no lo domino demasiado: me pierdo con las hashtags, las listas, los trending topics... Y a pesar de eso, creo que le estoy sacando un rendimiento bestial. Estoy conociendo un montón de gente interesante y, de paso, dándome a conocer. Pero hay muchas otras cosas molonas que se pueden hacer en Twitter.

Sin embargo, cada vez que "tuiteo", tengo la sensación de que no lo hago bien.

Imagen de verydemotivational.com

A ver, el funcionamiento de Twitter no podría ser más simple: mensajistos de 140 caracteres. Punto, ya está, no hay que marearse más. El caso es que cada persona le da un uso distinto a Twitter: mucha gente se dedica a poner noticias sobre su profesión, a avisar de la actualización de blogs, recomendar artículos interesantes... Todo muy profesional, vamos. Otras personas se dedican a hablar de sus aficiones, recomendar juegos, vídeos, poner cosas graciosas...

¿Y qué hago yo mal? Pues que no estoy ni en un lado, ni en el otro. Suelo hacer retweet de las noticias que me interesan... pero muchas veces no están relacionadas con la traducción. A veces no "tuiteo" en general, sino que me dirijo a una persona en concreto, por lo que el resto de mis seguidores no entienden de qué va el asunto y, muchas veces, ni les interesa. Y así, muchas cositas.

De un tiempo a esta parte, mi número de seguidores ha aumentado un poco: ahora tengo alrededor de setenta (poquitos, lo sé). El caso es que, varios de ellos son profesionales de la traducción, gente que me ha "devuelto el follow": yo empecé a seguirlos a ellos, y ellos a su vez me siguen a mí.

Me sabe mal "tuitear" según qué cosas cuando pienso en estas personas... La mayoría, por no decir todos, pertenecen al grupo más "profesional" de Twitter, y son una gran ayuda para estar al día. ¿Pero qué les puedo dar yo a cambio?

A veces, "tuiteo" lo que estoy haciendo en determinado momento, o pongo un link hacia algo que me gusta (una canción, un artículo, etc.)... pocas veces tiene algo que ver con la traducción, la verdad. Pienso que estas personas que me siguen se aburrirán, que debería aportar algo más que también les interesara a ellos.

Pero, un momento: ¿sería correcto cambiar mi forma de interactuar en esta red según el tipo de gente que me sigue? ¿Debo estar pensando que todo lo que ponga debe ser de vital importancia para mis seguidores?
No sé, no sé... Quizás estoy traicionando el objetivo de Twitter al hacer un uso más lúdico de esta red.
Por otro lado, puedo pensar que la gente que me sigue es porque le parece interesante lo que comparto, ¿no? Si ese fuera el caso, sería un error cambiar mi forma de actuar ahora... A todo el mundo le gustará echarse unas risas viendo alguna viñeta, o pasar dos minutos escuchando una canción que probablemente no ha oído en su vida.

Entonces, lo que me cuestiono es lo siguiente: ¿debería dejar de estar en esta tierra de nadie, medio profesional, medio de coña? ¿Debería ser una usuaria más definida, aportando siempre lo máximo a mis seguidores, centrándome únicamente en el ámbito profesional? ¿O no es malo el "tuiteo" para compartir cualquier cosa que a uno le parezca interesante, por muy tonta que sea?

Ahora viene la pregunta del millón: esto que me planteo, ¿estará relacionado con una inseguridad personal? ¿Es normal que me preocupe la imagen que doy a los demás a través de Twitter?... ¿O debería limitarme a seguir siendo yo misma, tanto en la "vida real" como en la red?

Me gustaría ver vuestras opiniones al respecto. Quisiera ver qué uso dais vosotros a Twitter.

lunes, 4 de octubre de 2010

Esto en otros sitios no pasa

Mis mayores me tenéis alucinada perdida. Mis mayores sois vosotros, los traductores profesionales, los que ya estáis trabajando, los que tenéis experiencia.

La historia se ha repetido: otro traductor, un completo desconocido, se ha puesto en contacto conmigo para avisarme de unas vacantes. Es la segunda vez que esto pasa. Y, obviamente, yo he echado el currículum, a ver si suena la flauta. (Actualización: ¡Me enviaron una prueba de traducción! Ya la he enviado, a ver qué tal :D)

Esto en otros sitios no pasa.

Os contaré una anécdota: hace unos días quedé con una amiga, que este año empezará a cursar un máster de biología. Le conté eso mismo que os he puesto más arriba. Me dijo: "Qué suerte, esto en biología no pasa". Me explicó que los trabajos para biólogos son tan limitados, que cuando alguien se entera de algo, no avisa a sus compañeros de profesión. Es comprensible, pero a la vez muy triste. Y no solo ocurre con las ofertas de trabajo para los biólogos, sino con las conferencias y los cursos de especialización. Parece ser que, en biología, no se corre la voz. Incluso me contó que ella fue a una conferencia de un biólogo buenísimo, que era el amo en tema de delfines. El señor había venido a Cataluña desde Andalucía expresamente para esa conferencia. Allí había 15 personas. Una vez más, no se corrió la voz.

No pretendo generalizar, ni quiero decir "qué malísimos son los biólogos". Esto a mí me lo han contado, no puedo decir que sea 100% cierto. Pero, aunque sólo una pequeña parte de lo que mi amiga cuenta sea verdad, me da mucha pena. Que compañeros de profesión se tengan que pisar unos a otros para conseguir trabajar de lo que han estudiado.

Al saber esto, me he dado cuenta de lo afortunada que soy al pertenecer al mundo de la traducción. Tengo decenas de traductores en Twitter que siempre avisan de conferencias, cursillos, noticias... Cada vez que alguien actualiza su blog, los demás "retuitean" para dar más visibilidad a ese compañero y, a la vez, para ayudar a sus otros contactos a estar al día. Al final, me siento como parte de una gran familia de profesionales, siempre dispuestos a ayudarse unos a otros. Y eso "me llena de orgullo y satisfacción".

Por eso alucino tanto con todos vosotros. Alucino que, en pocos días, dos compañeros anónimos me hayan enviado ofertas de trabajo. Que luego salgan bien o salgan mal es lo de menos, lo importante es que los compañeros están ahí. Saben que busco trabajo y, sin esperar nada a cambio, me dicen "ei, aquí hay una vacante, igual te interesa".

Pero es que la cosa no queda ahí: en alguna ocasión, me he puesto en contacto con un traductor al que admiro y respeto un montón, pero al cual no conozco en persona. Le preguntaba cosas, mis dudas... Y, durante bastantes semanas, me estuvo ayudando con un proyecto que al final salió rana. Me ayudó porque sí.

Y esto en otros sitios no pasa.

Señores, GRACIAS. Gracias por intentar animar siempre a los pequeños, por ayudarnos, por estar al día, por tener fe en nosotros. Cuando yo sea  mayor, pienso ayudar a todos los pipiolos que vengan detrás de mí. Por ellos, por mí, y por vosotros.

jueves, 23 de septiembre de 2010

La felicidad de un "no"

Mi cabezonería innata me impide rendirme, y ahí sigo, buscando ese primer empleo que tantísima ilusión me hace. Os voy a contar las cosas que he ido haciendo y que creo que, de un modo u otro, me han podido ser útiles.

Me pasé un día entero actualizando mis perfiles en ProZ y LinkedIn, y los conecté entre ellos. Ambos perfiles me los hice hace tiempo y los tenía bastante abandonados... y la verdad es que me costó lo mío ponerlos al día.

Lo malo es que aún no he podido completar algunas casillas debido a mi falta de experiencia. Por ejemplo, ProZ tiene una sección de "Professional history", donde puedes poner una traducción de muestra. ¿Qué podría poner yo ahí? ¿Un trabajo de clase? ¿Una de mis fan translations? Quedaría un poco cutre, y más habiendo 2.214 traductores inglés-español ya registrados, la gran mayoría con un montón de años experiencia.
Esta web también tiene una sección llamada WWA ("willing to work again"), donde se muestran los clientes satisfechos con tu trabajo. Realmente útil si tienes clientes, pero en mi caso, esto se queda en blanco (de momento).

Respecto a LinkedIn, pone que tan solo he completado un 25% de mi perfil... y he puesto todo lo que puedo poner sin inventarme nada. Añadir un puesto de trabajo sería un 25% más, pero claro, ahora no tengo trabajo. Imagino que añadir un puesto de trabajo anterior sería otro 25%, y más de lo mismo. Recomendaciones no puedo pedir. Bueno, podría pedírselas a mis profesores o a mis compañeros de clase, pero sería como hacer trampas, así que prefiero no hacerlo...

El resultado: ambos perfiles, aunque los he completado lo máximo que he podido, quedan bastante discretitos. Pero bueno, lo importante es tenerlos al día, que se note que si están algo vacíos no es por dejadez.

Por otro lado, también estoy registrada en otras webs de empleo como son Infojobs, Jobisjob, PrimerEmpleo o Top Languages Jobs, de la que ya os hablé en una entrada anterior.

En Infojobs tengo dos currículums, uno donde detallo toda mi formación y mi experiencia como fan translator... y otro donde no tengo tantos estudios, pero sí tengo más experiencia laboral: en una gasolinera, en una panadería... varios trabajos temporales de verano. Tener más de un currículum es algo bueno, así puedes elegir cuál enviar a cada oferta según el tipo que sea.

Jobisjob es como un punto de encuentro de todos los trabajos que se ponen en las webs de empleo más famosas. Hay muchísimas ofertas de todo tipo, así que no está de más estar al loro allí también. Ahora, hay que tener en cuenta que son sólo ofertas del Reino Unido.

Por su parte, Primer Empleo es una web pensada para estudiantes, recién licenciados y, en definitiva, gente sin experiencia. Si vosotros también estáis en esa situación, sería buena idea registrarse allí también.

Otra cosa que he hecho ha sido ir de excursión por las ETT de mi ciudad. Dudo que de ahí me salga nada relacionado con la traducción, pero bueno, si sale un trabajo, de lo que sea, es más que bienvenido.

Por último, sigo con mi envío incansable de currículums a empresas. Se me parte el alma cada vez que abro el correo y no hay nada. Además, uno ve cosas muy raras...

Lo normal: lo envías y no te contestan. No sabes si lo han recibido siquiera.
Es un poco feo, la verdad, ya que si una empresa tiene Recursos Humanos, en principio uno cree que tienen gente que se dedica a eso, ¿no? A buscar empleados, a hacer entrevistas... Seguramente, estos empleados tienen otras muchas funciones, ¿pero tantísimo cuesta contestar a los correos que llegan? Aunque sea para decir: "Gracias, tenemos tus datos, cuando salga algo que coincida con tu perfil te avisamos". Eso puede ser perfectamente una plantilla que podrían enviar sin modificar ni nada... Les llevaría 10 segundos.

Lo raro: lo envías, te hacen una prueba, "ya te avisaremos"... y nunca te avisan. Esto es lo que me ha ocurrido a mí. La historia fue así:
- Encontré una oferta muy interesante y me apunté.
- Al poco tiempo me contestaron y me hicieron una prueba.
- Pasaron como dos semanas. Les envié un correo: "aún no tenemos nada". A esperar.
- Pasan otras dos semanas. Empiezo a sospechar que han fichado a otra persona. Les envío un correo preguntando: "tu prueba aún no está corregida, pero no te preocupes, que si nos decantamos por otra persona, te avisaremos". ¿Aún no está corregida? Señores, ha pasado un mes... Yo, por mi parte, empecé de nuevo a buscar otras ofertas.
- Pasan otras dos semanas. Les envío un correo, donde les digo que si ya han cogido a otra persona, que se guarden mis datos por si surgiera cualquier otro puesto que fuera acorde conmigo. No llega la respuesta.
Y ese mismo día veo que la misma empresa ha puesto el mismo anuncio de hacía casi dos meses en la misma página web buscando exactamente lo mismo. "Mismamente".
- La cara de idiota que se te queda es indescriptible. No entiendes nada. Supones que no has pasado la prueba, pero a la vez deduces que la empresa tiene muy mala leche al no decirte nada. Pero a la vez, ¿supones que nadie ha pasado la prueba? ¿Cuánta gente podría haber pedido el mismo puesto? ¿Diez, veinte, cien personas?
- Resultado: no sabes nada, te das por vencido y te buscas las habichuelas por otro sitio. Pero te queda esa espinita de "y si...". También te pasa por la cabeza: "¿Me habré pasado de "cansina"? ¿Hubiera sido mejor no enviar tantos mails? Pero yo quiero que vean que estoy muy interesada en ese trabajo... ¿pero y si ahora piensan que soy una pesada?".
Me gustaría mucho conocer el funcionamiento de las empresas para no tener tantas dudas.

Lo extraordinario: un compañero traductor y completo desconocido, a través de Twitter, me pasó una oferta de trabajo que él había dejado pasar. Yo, alucinada y agradecida a partes iguales, envié mi currículum a la empresa. Atención: me contestaron a los 8 minutos. Me dijeron: "Ahora mismo no tenemos vacantes para este puesto, pero nos guardamos tus datos por si surgiera algo. ¡Gracias por interesarte en nuestra compañía!".
A esto me refiero con el título de este post. Esta compañía se tomó dos minutos para leer y contestar mi correo. Me hicieron feliz a pesar de que la respuesta fuera un "no". O al menos, un "no, de momento".

Me pregunto por qué el resto de empresas no tienen esa consideración con los posibles trabajadores. ¿Les llegarán a diario tantísimos correos que será inhumano leerlos y contestarlos todos? ¿Se guardarán los currículums que les llegan?
De todos los correos que he enviado pidiendo trabajo, me pregunto cuántos habrán acabado en la carpeta de "eliminados", y yo sin saberlo.

Bueno, no me desanimo. Al final alguien me dirá que tiene un trabajo para mí. No sé si esto se llama tener fe, ilusión, optimismo... o si simplemente soy una ingenua. De aquí a un tiempo lo sabré.

martes, 21 de septiembre de 2010

Analizando la traducción: Persona 3

Hoy os voy a hablar de la traducción de uno de mis juegos preferidos: Persona 3 (PS2 y PSP). Y no de su traducción al castellano, que no la hay, si no de la traducción al inglés.

Primero, os daré un poquito de contexto para que entendáis mejor lo que quiero explicaros: Persona 3 es un RPG en el cual eres un estudiante y matas monstruos. Hasta aquí, todo normal. Sin embargo, tiene ciertos puntos que lo diferencian del resto de videojuegos del género: en Persona 3, la acción discurre día a día. No es una serie de pantallas, ni la historia avanza de manera corriente. Eres un estudiante, vas al colegio, vas haciendo amigos, te vas a jugar a las maquinitas y, cuando te apetece, vas a matar monstruos... Se podría decir que es una especie de "simulador de vida estudiantil", con tus rutinas y tus límites... Y dentro de estos límites, tienes libertad para hacer prácticamente lo que quieras.
Otro punto singular de este juego es que vas haciendo amigos, y cada amiguito tiene una manera de ser, una forma de hablar... incluso puedes echarte novio/a, o los puedes cabrear. Aquí es donde su traducción al inglés te deja asombrado. Para mi gusto, es absolutamente genial.

Es un juego muy entretenido, muy largo, con una trama excelente... Perfecto para los cuatro tarados japonófilos como yo a los que aún nos molan las batallas por turnos. Y bueno, como somos cuatro y el juego es larguísimo, pues imagino que por eso no llegó a localizarse al castellano. Una pena, ya que si no tienes buen nivel de inglés, no puedes disfrutarlo. Dejo esta imagen como ejemplo: alguien que no sepa inglés bien, a parte de no enterarse demasiado, no creo que supiera qué respuesta es "sí" y qué respuesta es "no".


Resumiendo en una frase, Persona 3 es el juego que hace que pegarse tiros en la cabeza sea lo más divertido del mundo.


Bueno, ahora sí, voy a hablaros de su traducción, ya que tiene varios puntos que me parecen muy interesantes.
Lo primero que llama la atención de este juego es que, aunque está traducido y doblado al inglés, mantiene las formas de tratamiento japonesas: -san, -chan, -senpai, etc.


A mí simplemente me hizo gracia el detallito: me gusta todo lo japonés y ya sabía el significado de estas palabras.
Sin embargo, el otro día, jugando con una amiga, me preguntó que qué eran. Me quedé un poco parada, pensaba que todo el mundo las conocía... pero ya vi que no. A veces, cuando tú ya sabes algo, das por sentado que el resto del mundo también lo sabe, pero no es así.

Esta decisión, la de dejar las formas de tratamiento japonesas, tiene a la vez puntos positivos y negativos: a los aficionados al rollo japonés nos gusta, es ese detalle friki que normalmente se elimina en las traducciones. Sin embargo, la mayoría de gente no sabe qué significado tienen estas partículas, así que probablemente les entorpece la lectura y el conjunto les suena raro.


Otra curiosidad es la nula adaptación del contenido. Cuando tu personaje va a clase, de vez en cuando ves las explicaciones de los profesores, y claro, en un instituto japonés estudian literatura japonesa, historia de Japón... Y lo peor de todo es que te de vez en cuando los profesores te hacen preguntas y, si contestas bien, te dan puntos y te haces "popular".
Pero claro, ¿qué europeo o americano corriente sabría decirme el año en el que empezó la era Sengoku? Por mucho que te den opciones, contestas a voleo. Quizás ese tipo de preguntas no suponen ningún problema para el usuario japonés, pero vamos, en occidente normalmente no tenemos ni idea.


Los traductores podrían haber optado por adaptar ese contenido y cambiar las preguntas por otras. Hubiera sido una opción, pero sin embargo, yo creo que dejarlas tal cual salían en japonés fue una buena idea: si ya decidieron dejar las formas de tratamiento japonesas, no tendría sentido que en un instituto de Japón preguntaran la guerra civil americana o literatura europea, ¿no? O adaptamos todo, o no adaptamos nada. Por otro lado, el juego es tan japonés (no solo por su contenido, sino también por su estética), que una adaptación excesiva hubiera sido contraproducente. Bajo mi punto de vista, el juego perdería parte de su encanto.

El último punto que me gustaría comentar es un personaje concreto: Bebe, un estudiante francés de intercambio, fan de Japón y que, obviamente, tiene mucho acento. Me pregunto cómo lo harían en japonés para darle acento, pero en inglés les quedó clavado y hace muchísima gracia.
En el texto traducido, a parte del acento, Bebe va metiendo por medio palabras en japonés y, al lado, las dice en inglés. Imagino que esta técnica de traducción aún no tiene nombre, pero me pareció absolutamente cojonuda porque al personaje le va al pelo. A mí, no se me ocurre una opción mejor.


Otro detalle que me pareció simpático es el que se ve en la siguiente imagen: en una escena, Bebe pregunta cómo se dice "adiós" en japonés... y tienes varias respuestas. Le digas la que le digas, él te cree y, cada vez que se despida de ti, lo hará con lo que le hayas contestado. Así que, según lo que elijas, puede que en lugar de decir "adiós" te esté diciendo "te quiero". Pero claro, el chiste se pierde si no sabes japonés...


Sinceramente, a mí no se me ocurre una manera mejor de traducir a este personaje. Le da este toque inocente y fuera de lugar que con una traducción más estándar se hubiera perdido.
Si se hubiera querido domesticar el juego, los traductores hubieran tenido que inventarse prácticamente todo lo que dice este personaje, ya que las referencias a Japón son constantes: a la cultura, a la gastronomía, etc.

Por desgracia, últimamente no hay muchas oportunidades de hacer lo que estos traductores hicieron con Bebe... Con lo que se ha impuesto el doblaje en los videojuegos, ya no queda sitio para estos alardes de imaginación por parte del traductor (antes he comentado que el juego está doblado al inglés, pero los personajes secundarios como Bebe no tienen voz, sólo el texto). En un doblaje, el acento se podría poner, pero por ejemplo no se podría combinar el inglés con el japonés, ya que quedaría demasiado forzado o, simplemente, no cabría en boca. Habría que cortar por algún lado.
O peor, una situación más extrema aún: una escena con Bebe, hablando en inglés con acento francés y subtitulada al castellano. La locura. En unos subtítulos, no podríamos dedicarnos a ponerle acento para no entorpecer: bastante tendríamos ya con el límite de caracteres...

Qué lejos quedan los días en que el acento se lo ponía el traductor y tú le ponías la voz. Sí, soy una nostálgica, pero no me negaréis que hacía más gracia...

Captura de Final Fantasy IX (año 2000).

Básicamente, esto es todo lo que quería comentar de Persona 3. También incluyen de vez en cuando partes en inglés "antiguo", que he comprobado que gente con un nivel menor de inglés no entiende, pero bueno, esto ya no es tan extraño.


Para acabar, quería comentaros que la nula domesticación del juego no debió ser una mala idea, ya que en Persona 4 (PS2) también pueden verse las formas de tratamiento japonesas... e incluso uno de los personajes llama al protagonista "Sensei".

Captura de Persona 4.

¿Radical? Sí, sin duda. Si el juego ya de por sí está pensado para un tipo de público más bien limitado, que la traducción sea tan "rara" no ayudará a las ventas, eso seguro.
Pero bueno, para mí, la traducción del Persona 3 (y, por extensión, la del Persona 4) tiene una frescura y una "autenticidad" que no se suele ver.

Creo que las compañías y los traductores deberían ser más arriesgados en este aspecto. Se tiende a generalizar lo máximo posible, que todo sea lo más cercano posible... ¿y qué nos queda al final? Un producto sin alma, que no pertenece a ningún sitio, tan plano con el que cualquier persona, de cualquier lugar y cultura, se puede identificar. No es esto sea en sí mismo "malo", sino que últimamente parece que da miedo hacer algo que pueda extrañar o sorprender a la gente. Da miedo hacer algo diferente.

Y si un juego no extraña ni sorprende, si un juego no es diferente, ya me dirás tú qué gracia tiene.

martes, 14 de septiembre de 2010

Voy a conseguir mi helado

Ayer me estuve acordando de una frase que dijo una amiga mía hace tiempo: "Cuando a un niño se le cae un helado, para él es el fin del mundo". Y creo que tiene toda la razón del mundo, todo es cuestión de perspectiva.

Desde que acabé el máster, reconozco que he estado dando palos de ciego. No acabo de encontrar mi sitio en el mundo laboral, y por muchos buenos consejos que me den, tengo la impresión de estar frente a un muro infranqueable.

Y es que la situación de hoy en día no ayuda a ilusionarse, con el 40% de los licenciados ejerciendo trabajos que se sitúan por debajo de su nivel de estudios. No es la mejor época para acabar los estudios, desde luego. De hecho, la mala situación económica actual fue uno de los factores que me llevaron a estudiar el máster. Pensé: "Cuánto más preparada esté, más sencillo será encontrar trabajo".

Os voy a contar los pasitos que he dado hasta el momento: lo primero, envié mi currículum a todas las empresas de traducción que conozco. Obviamente, mi currículum es más bien modesto, ya que no tengo ninguna experiencia profesional real. Así que lo que hice fue exponer mi experiencia como fan translator. No sé si esto fue buena idea o no, pero creo que lo positivo de poner esos datos es que se nota que lo que hago me encanta. Si me gusta "trabajar gratis", el día que gane dinero seré la leche.

Ahora, os expongo los resultados: de las numerosas empresas a las que envié el currículum, me ha respondido la escalofriante cifra de... cero. Mi primer helado en el suelo.
Bueno, supongo que hubiera sido un auténtico milagro que, a la primera, hubiera encontrado un trabajillo, así que tampoco desesperé demasiado.

Segundo punto: me registré en la web Top Languages Jobs, un sitio maravilloso de búsqueda de empleo pensado exclusivamente para profesionales de los idiomas. Creo que todos los que estéis buscando trabajo deberíais registraros y mirar allí.
Lo "malo", según se mire, es que todas las ofertas que he visto son en el extranjero. Hay que ser valiente y estar dispuesto a liarse la manta a la cabeza.

Una agencia de traducción se puso en contacto conmigo a través de Top Languages. Atención: me encontraron ellos a mí, yo ni les busqué. Me hablaron de un trabajo en Cork (Irlanda) que tenía muy buena pinta. Yo dije en seguida que me interesaba, y la empresa en cuestión me hizo una entrevista telefónica. Lo malo: no me cogieron. A pesar de que la oferta ofrecía un mes de tipo "cursillo", buscaban gente con un mínimo de dos años de experiencia en el sector y con varios conocimientos que yo no tenía. Otro helado al suelo.

Ahora mismo, estoy pendiente de otra oferta de trabajo. Para esta me presenté yo, hice una prueba de traducción y estoy esperando el resultado. ¿Se me volverá a caer el helado? Yo espero que no, aunque a medida que pasan los días, resulta difícil mantener el optimismo.

Cada vez que se me ha caído un helado, he tenido la sensación de que se acababa el mundo. Que una empresa te diga "no", es como un "no estás a la altura, no vales, no eres útil". Lo peor de todo es que nunca llegas a saber el por qué de ese "no". No es como un examen, que te lo entregan corregido y ves donde te has equivocado. A veces, no puedo evitar recordar esa mítica frase de Homer Simpson, que más o menos rezaba así: "Hijo, por muy bien que hagas una cosa, siempre habrá un millón de personas que lo harán mejor que tú. Así que, ¿para qué esforzarse?".

Pero, como he dicho antes, todo es perspectiva. Cuando perdía mi helado, al poco tiempo encontraba otro que me gustaba más. Creo que, si insisto, al final encontraré el helado perfecto para mí, y lo agarraré con todas mis fuerzas para evitar que se me vuelva a caer. No se ha acabado el mundo en el "no" de unas cuantas empresas. Llegará una que me dé la oportunidad que necesito, y que verá que valgo la pena. Y estoy segura que sucederá lo mismo con todos vosotros. Habrá que esperar, habrá que ilusionarse, desilusionarse y volver a empezar.

Pero, al final, voy a conseguir mi helado. Y vosotros también.

jueves, 2 de septiembre de 2010

Cambio de rumbo

Durante el verano, he tenido tiempo para pensar qué rumbo le quiero dar a este blog.

Existen blogs buenísimos de traductores que llevan años en la profesión, sólo tenéis que echar un vistazo a la pequeñísima muestra que he puesto a la derecha. Ya han hablado de tarifas, de cómo hacerse autónomo, de maneras de documentarse, de cursillos, etc. Básicamente, ya han hablado de todo lo que le puede interesar a un traductor, son gente genial que están al día de todo, que saben de lo que hablan.

¿Qué puedo aportar yo que no hayan aportado ya todas estas personas? Pues creo que algo sí puedo contar. Algo que los demás aún no han hecho. Algo que yo he echado de menos en los blogs. La experiencia vital, la de verdad, su vida.

Siempre me ha dado cosica leer como traductores que ya están "en la cumbre" (léase "trabajando") te aconsejan el camino a seguir. Lo que ninguno creo que ha hecho ha sido explicar ese camino "en tiempo real". Una vez ya han subido la montaña y explican el camino, parece más sencillo. Creo que voy a hacer justo lo contrario. Este blog no estará dedicado a los traductores, sino a los "proyectos de traductores".

Voy a darle un rumbo mucho más personal al blog, voy a hacer un diario abierto de mis batallitas para meterme en el mundillo de la traducción. Voy a contaros mis éxitos y mis fracasos. Voy a describiros cada piedrecita en el camino. Por último, intentaré que cada entrada tenga un toque de optimismo, intentaré sacar algo bueno de todo lo que me pase y compartirlo con vosotros.

Si consigo mantener el blog unos años, se podrá hacer una retrospectiva de cada paso que he dado, y se podrá intentar imitar lo que he hecho bien y evitar lo que he hecho mal. Ya basta de hablar del camino "ideal".

Lo único que espero de verdad es que mi próxima entrada no sea: "He conseguido trabajo en el Mercadona".

Dudas sobre el MTAV

Después de todo el mes de agosto sin publicar nada, un lector anónimo me ha dado una razón para volver a actualizar el blog. En la entrada donde analizo el MTAV, publicó un comentario con bastantes preguntas, y casi prefiero contestarlas en una entrada nueva para que sea más visible para todos. Ah, y he recordado que aún os debo una entrada acabando de explicar unos módulos del máster. ¡En unos días la hago, os lo prometo!

1) ¿Has hecho prácticas durante el máster? ¿Crees que son útiles?
Yo no, pero prácticamente todos mis compañeros han hecho prácticas y... bueno, lo de útiles o no... eso ya depende de cada uno.
Escuché de todo: a una compañera le hicieron traducir una película porno del rumano, o un idioma de estos menos convencionales. Ella dijo: "Pero señores, yo no sé rumano". La respuesta: "Da igual, tú pon algo que cuadre y fuera".
¿Eso es útil? Sí, si quieres aprender cómo funcionan las empresas, que parece que todas vienen a ser "rapidito, pon lo que sea y ale". Deja de ser útil cuando esperas poner en práctica lo que has aprendido durante la carrera y en el máster, que parece ser que no tiene cabida en el mundo de las empresas de traducción.
No quiero decir que todas las empresas funcionen así, había gente que estaba muy contenta con el lugar donde hacía las prácticas. Al fin y al cabo, imagino que alguna empresa habrá que se tome su trabajo en serio, que no solo se centre en "esto tiene que estar hecho para mañana, me da igual si te inventas el guión".
Lo mejor de las prácticas es conocer a gente que ya está trabajando, ya que es una puerta más al mundo laboral una vez que acabes. Igual, si suena la flauta, acabas trabajando en el mismo sitio donde has hecho las prácticas.
Por cierto, casi todas las prácticas están relacionadas con el porno. Cuando el coordinador de prácticas dice que "puede haber contenido erótico", significa que te van a tener las 100 horas de las prácticas traduciendo eso. Mi catetismo me impidió aceptarlo, pero la gran mayoría de gente no tuvo problema alguno.

2) ¿Tiene buenas salidas profesionales?
Salidas tiene un montón, desde luego. Lo más difícil siempre es empezar, que te den la primera oportunidad, como me imagino que pasa en cualquier otra profesión.
Una buena manera de dar los primeros pasos es, si haces prácticas, dar muy buena impresión para ver si luego, al acabar el máster, te contratan.
También te puedes liar a echar currículums al gran número de empresas que se dedican a la traducción audiovisual, ya sea de doblaje, subtitulación, multimedia, etc. Siempre tendrán más en cuenta a un traductor con una mínima base en esas especialidades, que a otro que tenga la carrera y ya está.

3) ¿De verdad se puede trabajar desde casa?
Um, yo diría que los que trabajan desde casa solo son los autónomos. Los que están en una empresa pues tienen que ir a su lugar de trabajo, como todo hijo de vecino.
Justo al acabar el máster, es muy difícil que te hagas autónomo, pues no tendrás ninguna base de clientes y probablemente te costaría muchísimo arrancar. Así que lo mejor, creo yo, sería intentar trabajar en una agencia de traducción, pero a la vez intentar darte a conocer vía internet: un blog, Twitter, etc. También te puedes apuntar a una bolsa de trabajo de traductores, y así de vez en cuando te caerían encarguillos.

4) ¿Se puede uno ganar la vida traduciendo exclusivamente gracias a este máster?
Cuando yo les he preguntado eso mismo a los profesores, siempre me han dicho: "Si trabajas, sí". Vamos, que tienes que dar el callo, trabajar muchas horas, etc. Pero si dejas a los clientes satisfechos, cumples los plazos de entrega y, en definitiva, haces un buen trabajo, nunca te va a faltar faena.
No sé si es precisamente "gracias a este máster", pero lo que sí tengo claro es que, si eres una persona comprometida con tu trabajo, sin duda puedes vivir de ello. No te vas a hacer rico, pero estarás trabajando, que hoy en día ya es lo mejor que te puede pasar.

Espero que estas respuestas os sirvan a todos. Si tenéis cualquier otra duda o problema, no dudéis en comentar. Ah, y si algún excompañero del máster lee esta entrada, que comente y explique su propia experiencia en las prácticas. Siempre es bueno tener más de un punto de vista.

miércoles, 28 de julio de 2010

Alguna razón habrá

Ya os aviso desde el principio: esta entrada está lejos de ser una reflexión o información valiosa para los traductores.
Esto no es más que una pataleta de una aficionada a los videojuegos. Mi intención de que algún entendido me lea y me conteste a unas dudas que me corroen desde hace tiempo. Espero tener suerte.

Os cuento: me considero una aficionada a la saga Tales of, aunque reconozco que hasta hace poco sólo había podido jugar a uno de ellos (al que traduje con Tales Translations).

En agosto de 2008 salió una nueva entrega para Xbox360 en Japón y Estados Unidos, llamada Tales of Vesperia. Un añazo después, llegó a Europa. Todos los aficionados se echaron las manos a la cabeza al ver que estaba en inglés, aún después de que hubieran prometido que esta entrega (la décima) estaría traducida al castellano... Aunque, bueno, esto ya es harina de otro costal.

Maldita sea mi suerte: no pude jugarlo porque no tengo Xbox360. Bueno, en su día elegí y me quedé con la PS3, ¿qué le voy a hacer? Pues nada, aguantarse.

Notición: ¡van a sacar Tales of Vesperia para PS3! Y así fue, lo sacaron en septiembre de 2009... en Japón... obviamente en japonés.

Pues bien, estamos en julio de 2010 y, por lo que parece, esa versión de PS3 no va a salir nunca de Japón. Ahora, vienen mis preguntas para aquellos que se topen con mi humilde blog:

1) Si hay juegos que se estrenan de forma simultanea en todo el mundo... ¿cómo tardó un año en llegar la versión de Xbox360 de Estados Unidos a Europa? ¡Que no lo tuvieron ni que traducir! ¡Que llegó en inglés, que estaba todo hecho!

2) Si la empresa se molesta en hacer una versión de PS3... ¿qué sentido tiene dejarla solo en Japón? ¡Si la versión de 360 ya está en inglés, está traducida, doblada!... Si sólo tenéis que meter lo que ya está hecho en un Blu-Ray y mandarlo a las tiendas, ¿no?

Vale, imagino que no será tan fácil, pero no creo que sea algo tan sumamente complicado y caro cuando el mismo juego ya existe para ambas consolas, ¿no?

En fin, ahí lo dejo, por si alguien se molesta en contestarme. Necesitaba preguntarlo: me encantaría poder llegar a entender qué les pasa por la cabeza a las personas que deciden este tipo de cosas...

sábado, 19 de junio de 2010

Por una vida (universitaria) mejor

CAPÍTULO 1
Tenía 18 años recién cumplidos cuando conseguí mi objetivo: entré en la Facultad de Traducción e Interpretación de la UAB. No conocía a nadie y me sentía muy pez, pero a la semana hice amistad con una persona con la que compartía aficiones y, al poco, se formó un grupito. Al menos ya no estaba sola.

Pero en mi clase de lengua C, portugués, no había ninguna de mis nuevas amigas. Sin embargo, allí había una chica que ya estaba en cuarto de carrera, Nicole. Ella estaba haciendo portugués de primero para sacarse las últimas asignaturas optativas o de libre elección, no recuerdo. El caso es que ella apenas podía asistir a clase porque se le solapaba con otras asignaturas, tenía muchos trabajos, etc. Yo me dedicaba a enviarle mails explicándole lo que habíamos hecho en clase, diciéndole qué había de deberes, si la profesora había puesto algún examen, etc.

Así, entre novedades y mucho trabajo, pasó el primer semestre. Y suspendí catalán A1. Todo un drama: era la primera vez que suspendía una asignatura. Me había esforzado al máximo, pero no había conseguido aprobar.

Al empezar el segundo semestre, mi vida seguía igual, pero estaba muy preocupada: quería recuperar catalán A1 en junio, y quería aprobar a la primera catalán A2 de ese semestre. Había buscado apuntes y ejercicios por todas partes, pero no encontré nada que no tuviera ya. Le hablé a Nicole de mi problema con esas asignaturas y ella me dejó un tocho inmenso de apuntes y ejercicios para que practicara.

¿Qué hice yo? Me pasé a limpio todos sus apuntes, complementando los que yo ya tenía. Con sus ejercicios, en lugar de hacerme fotocopias y aprendérmelos de memoria, hice lo siguiente: en un Word, copié todos los ejercicios sin las respuestas, agrupándolos por tema; una vez hecho, en otro Word hice un copiar-pegar y añadí las respuestas correctas marcadas en negrita. Básicamente, lo que me quedó fue un tochaco de ejercicios para hacer, y otro tochaco con las respuestas a esos ejercicios.

Una vez todo listo, practiqué como una loca. Entendí, aprendí y recuperé catalán A1 y aprobé a la primera catalán A2.

Yo estaba completamente eufórica, pero a la vez sentía pena por no poder devolverle ese favor a Nicole. Sí, yo la había ayudado a ella con portugués, pero seguía sin parecerme suficiente. Siempre he pensado que, aunque yo no hubiera estado allí, Nicole hubiera aprobado igual, ya que cualquier otra persona le podría haber enviado correos para mantenerla al día. Sin embargo, si Nicole no hubiera tenido la bondad de dejarme ese montón de apuntes magníficos, probablemente yo aún estaría repitiendo catalán.


CAPÍTULO 2
Pasó el tiempo y llegué a tercero de carrera. Se cumplió otro de mis objetivos: tenía plaza para estudiar japonés como segunda lengua C. Yo ya llevaba dos años estudiando japonés en una academia y, a pesar de que el nivel aumentaba a una velocidad increíble, durante el primer año no aprendí nada nuevo, sino que reforcé lo que ya sabía.

En clase de japonés conocí a otra personita, Flor. Ella acababa de entrar en la carrera y, al principio, estaba igual de perdida que yo cuando empecé. A Flor le costaba muchísimo japonés: se esforzaba al máximo, pero el nivel iba aumentando a tal velocidad que no le daba tiempo a asimilar los conceptos.

Durante los dos años que fui con ella a japonés, encontré la manera de devolverle el favor a Nicole: ayudando a Flor. Compartíamos apuntes, hacíamos las exposiciones orales juntas, le explicaba lo que no entendía (sobre todo al principio, porque durante el segundo año ya me pilló el carro de japonés a mí también)... Ayudé a Flor en todo lo que pude para que pudiera sacarse japonés. Debo ser sincera y decir que, con japonés C2, no lo conseguí, pero siempre intenté estar allí, animándola y ayudándola en todo lo que estuviera en mi mano.


EPÍLOGO
Un día, estando yo ya en cuarto curso, casi acabando la carrera, Flor me dijo que le gustaría ayudarme en algo, pero que era imposible porque yo iba mucho más adelantada. Le dije que, si de verdad quería devolverme el favor, hiciera lo siguiente: si alguna vez conocía a alguien que estuviera unos cursos por debajo de ella, que lo ayudara. Sin más. Dejando apuntes, dando consejos... como fuera, pero que lo ayudara.


MORALEJA
Sé que quizás mucha gente no entenderá lo que quiero decir con esta entrada. Básicamente, lo que quiero decir es: ¿se necesita una razón para ayudar a alguien?

Yo ayudé a Nicole. ¿Por qué? Porque estaba en mi mano. Ella, a cambio, me ayudó a mí. Yo ayudé a Flor. Quizás ella, en un futuro, ayude a otro universitario perdido. Y quizás este universitario perdido ayude a otra persona, y así.

Lo sé, parece una historia sacada de la película "Cadena de favores", pero, sinceramente, yo creo en ello. Creo firmemente que si recibes ayuda de alguien, tu deber es ayudar, si no a la persona que te ha tenido la mano, a otra. Ayuda siempre que sea posible. No esperes nada a cambio. Pero ten en cuenta siempre que si ayudas, te ayudarán.

No soy la primera en decir algo así, lo sé, pero quería contar mi historia universitaria para que veáis que es cierto, que la "cadena de favores" funciona. Siempre habrá algún eslabón que se rompa, pero no por ello hay que ser un rancio y pensar solo en uno mismo.

Y ya por último, ¿a qué demonios viene esto? Pues que, estos últimos meses, he andado algo insegura y, de la nada, han salido un montón de manos para ayudarme a caminar. Manos a las que he llamado, y que han venido. Manos a las que nunca podré devolverles el favor, puesto a que están "varios cursos" por encima de mí. Para todas esas manos, ayudarme no les habrá supuesto ningún esfuerzo, pero para mí han sido la diferencia de arrastrarme a andar de pie.

miércoles, 2 de junio de 2010

FAQ

El otro día, me puse a ojear el Google Analytics (me divierten las estadísticas), y me paré a mirar qué palabras clave busca la gente que se topa con mi blog. Vi cosas delirantes, pero la mayoría eran preguntas bastante corrientes que, si no llego a verlas allí, nunca se me hubiera ocurrido intentar responderlas.

Bueno, os dejo una amplia selección de FAQs clasificados por temática, a los que intentaré responder lo mejor que sepa. Si alguien ve un error, algo mal explicado o quiere ampliar información, que comente, que yo también quiero aprender.


EXCEL

¿Cómo se pone el traductor en Excel?
Ah, ¿pero existe?... Igual querías decir "corrector", ¿no?
Si lo que quieres es usar el corrector, pulsa F7 o te vas a "Herramientas -> Ortografía".

Buscar palabras iguales en Excel.
Igual que en el Word: "control + B" o "Edición -> Buscar".


TRADUCCIÓN

¿Cómo hacer una tesis sobre traducción?
Habría que preguntar a alguien que la esté haciendo. Sólo conozco una entrada sobre tesis de traducción: "Sin tesis no hay paraíso".
Por otro lado, creo que lo mejor es preguntar a los profesores de la facultad directamente, que seguro que te pueden asesorar.

Quiero traducir una frase sin descargar nada ni suscribirme.
El traductor del diario El Mundo tiene castellano, inglés, francés y alemán.

Recursos para traducción del japonés.
Para traducción exactamente no conozco, pero igual puede ayudar mi entrada anterior sobre recursos para estudiar japonés.

Máster de traducción online.
Pablo Muñoz Sánchez escribió en su blog su opinión sobre el Máster de Traducción (ojo) Audiovisual Online. Yo hice lo mismo aquí sobre ese máster, pero presencial.
Pero, claro, primero hay que decidir a qué rama de la traducción se quiere uno dedicar: audiovisual, especializada, interpretación, corrección, etc. Másters de traducción deben de haber en todas las universidades donde se enseñe la carrera (en la Universidad de Granada, en la Universitat Autònoma de Barcelona, en la Universitat de Vic, etc.). Lo único que hay que hacer es decidirse por uno y, si se quiere online, mirar en las webs de las universidades a ver si lo ofrecen.


VIDEOJUEGOS

¿Qué es la localización?
Esto creo que será un poco largo de explicar.
Un software, ya sea un videojuego o un programa informático, no se puede simplemente traducir, como se haría con una novela o una serie. El desarrollo de un software tiene, entre otras fases, la de internacionalización y la de localización. A continuación, os las defino:
Internacionalización: es el proceso de desarrollar un software para que pueda adaptarse a varios idiomas y regiones sin tener que hacer cambios técnicos. Se suele abreviar como "i18n", donde el 18 representa las letras que hay entre la primera "i" y la última "n" de la palabra internationalization en inglés.
Localización: es el proceso de adaptar el programa internacionalizado a una región o lengua específica. Se suele abreviar como "l10n", donde el 10 representa las letras que hay entre la primera "l" y la última "n" de la palabra localization en inglés.
Se puede decir que estos procesos se realizan para que un mismo producto pueda utilizarse sin problemas en cualquier tipo de mercado, lo cual requiere un buen estudio de la cultura meta.
Un ejemplo de localización lo podéis ver en las diferencias que hay en las versiones internacionales y la alemana del "Medal of Honor: Allied Assault" (este enlace lo vi en "Algo Más Que Traducir", en una entrada muy interesante sobre el lenguaje soez).

Dificultades en la traducción de videojuegos.
Buff... ¿miles? A ver, no tengo experiencia "real", puesto que no he traducido videojuegos profesionalmente, pero fan translations sí que he hecho.
Diría que traducir las palabras inventadas es una de las cosas más difíciles: tienes que crear algo que quede natural en el idioma de llegada, que suene bonito y creíble. Aunque yo creo que normalmente se adaptan del japonés (en caso de que sea el idioma de partida). Por ejemplo, en Final Fantasy XIII están los "ルシ" (pronunciado "rushi"). En inglés, se llaman "L'Cie", y en castellano "lu'Cie". Digamos que se ha mezclado aquí el original japonés con la adaptación inglesa.
Hay muchas otras cosas con las que hay que tener cuidado a la hora de traducir videojuegos: coherencia (que una cosa no se llame de dos formas distintas), elegancia (el componente narrativo de muchos juegos es importante), rapidez (el límite de tiempo para traducir suele ser escaso), etc. Luego está el proceso de testeo, que es probar el juego con la traducción para buscar errores o bugs.
Aunque, en mi opinión, la mayor dificultad es la falta de herramientas pensadas exclusivamente para los localizadores profesionales, ya que ellos trabajan con Excel. Ya me explayé a gusto sobre este tema en una entrada anterior.
Bueno, por último, os dejo unas imágenes como ejemplo de error de coherencia.

¡Yuju! ¡Una varita mágica! ¡Esto siempre viene bien!

Ah, pues no, que es una vara...

Programa traductor de videojuegos.
Por suerte, no existe.

¿Cómo traducir videojuegos en japonés?
¿En plan fan translation? Pues lo más importante es tener conocimientos de ROM hacking o de ISO hacking, según el juego que quieras traducir. Si no sabes extraer los textos del juego, no vas a poder traducirlos. Lo segundo más importante, obviamente, es saber japonés (ya no digo siquiera "saber traducir del japonés").
Si no sabes ni una cosa ni la otra, deberías olvidarte del proyecto, aunque si de verdad tienes ganas, podrías buscar gente con esas habilidades que estén interesadas en colaborar en la traducción. O, directamente, buscar proyectos que ya estén en marcha y ofrecerte como colaborador. Con suerte, alguien ya se habrá puesto a traducir el juego que tenías en mente.

Desarrollo de herramientas para facilitar la localización de videojuegos.
La verdad es que no conozco ninguna, a parte del programa que usamos en Tales Translations, aunque claro, no se utiliza profesionalmente. No estaría mal que alguien se animara a crear algo novedoso que pudiera interesar a las empresas.

Trabajar como traductor de videojuegos.
Lo primero, deberías tener la carrera de traducción. Si haces el Máster de Traducción Audiovisual o un curso específico sobre localización, tienes muchos más números para acabar traduciendo videojuegos. Además, si sabes japonés, eres el amo.
Dicen que una buena manera de empezar en esto es trabajando de tester.

Empresa de traducción de videojuegos.
Yo conozco Gameloc, Pink Noise y Word Lab Translations (las tres en Madrid). Si te sientes valiente, puedes probar suerte en EA (Madrid), Nintendo (Alemania y Japón) y Square-Enix (Inglaterra y Japón).

martes, 1 de junio de 2010

Subtítulos en videojuegos

Jugando al (maravilloso) "Resonance of Fate" (PS3 y Xbox 360), se me ocurrió la idea para esta entrada.

Os hago un poco de introducción a mi reflexión. Como la mayoría sabréis, los juegos cuentan con escenas que se subtitulan como si de una película se tratara. Siendo así, ¿por qué no se siguen las reglas de subtitulación?

Cuando subtitulas una película o una serie, tienes un límite de caracteres, que suele rondar entre los 36 y 39 por línea. No puedes poner más de dos líneas de subtítulos. La duración mínima debe de ser de un segundo, y la máxima de seis. Estas normas no son aleatorias, ya que se han realizado estudios para saber cuánto texto es capaz de leer una persona en determinado tiempo.
Si sigues estas reglas, los subtítulos quedan legibles y elegantes. El espectador puede seguir la acción perfectamente y, además, al ser únicamente dos líneas, no tapa demasiado la pantalla.

Sabiendo todo esto... ¿qué pasa con los videojuegos? ¿Por qué no lo hacen así también? En el Final Fantasy X, recuerdo que había tres líneas de subtítulos larguísimas, lo que significaba que se estaban en la pantalla una eternidad, afeaban la escena y, básicamente, no podías ver lo que ocurría ya que estabas leyendo todo el tiempo.

He comentado que la idea de esta entrada se me ha ocurrido jugando al "Resonance of Fate". Este juego, bajo mi punto de vista, tiene los subtítulos más feos y peor hechos que he visto. Os quería dejar un vídeo de cierta escena ilegible en castellano, pero me ha sido imposible encontrarlo, así que os dejo la misma escena subtitulada en inglés, pero con audio en japonés.



No sé si os habrá costado seguir los subtítulos o no, pero sólo quiero recordaros que un texto traducido del inglés al español suele crecer alrededor de un 30%. Si os habéis visto un poco justos para seguirlo, imaginad en castellano. En la escena del baile, las frases eran tan largas y pasaban a tanta velocidad que era prácticamente imposible leerlas enteras.

Esto hace que me pregunte: el timing de los subtítulos, ¿es idéntico en todos los idiomas? Si esto es así, creo que es un error fatal. Pensemos que las diferencias entre idiomas son brutales.
Por ejemplo, los japoneses tiene mucha velocidad de lectura, puesto que leen kanjis; además, el audio también lo tendrían en su propio idioma, por lo tanto los subtítulos no serían más que una ayuda.
En inglés, tres cuartos de lo mismo: es un idioma muy comprimido, capaz de expresar muchísimo en pocas palabras. Encima, la gran mayoría de los juegos hoy en día están doblados, por lo tanto la situación es la misma (subtítulos de apoyo).
Ahora, ¿qué pasa con el castellano? Aquí no se doblan todos los juegos, ni de lejos, y necesitamos más texto para expresar lo mismo que en inglés. Siendo esto así, ¿por qué debemos ajustarnos al timing de otros idiomas? ¿No sería muchísimo más cómodo para el jugador tener unos subtítulos pensados expresamente para él? El traductor/localizador tendría mucha más libertad de movimiento: podría decidir si separar ciertas frases, unirlas, reformularlas, etc. Sí, le supondría más trabajo, pero al fin y al cabo, el resultado sería mejor, ¿no?

No sé, a mí me parece que se aplica la ley del mínimo esfuerzo/gasto. Un timing para todos y vas que te matas. Y da gracias que lo localicemos a tu idioma, pringao.

Por cierto, no entraré a comentar que los subtítulos en el vídeo que os he dejado están casi en el centro de la pantalla, y que algunas frases superan de mucho el límite de caracteres máximos por línea...

¿No se supone que la localización es para que un juego lo pueda disfrutar la mayor cantidad de gente? ¿Qué sentido tiene hacerlo sin esforzarse, sin pensar realmente en las necesidades del usuario? Esto me hace pensar en otro ejemplo, en el nuevo "Read Dead Redemption".

Ese juego está ambientando en el Oeste y, entre muchas otras cosas, puedes sentarte en campamentos con otros personajes y escuchar de lo que hablan, enterarte de rumores y cosas así. Me encanta, es súper original. Pero nada de eso está subtitulado. Un jugador que no sepa el inglés, va a estar sentado oyendo a hablar a los muñecos sin tener ni pajolera idea de lo que dicen. Otra prueba más de que localizar es poner en castellano lo que se subtitula en inglés y listo. Si hay conversaciones no subtituladas, te aguantas. Si el timing no es apropiado, te aguantas. Si las frases son tan largas que no te da tiempo a leerlas, te aguantas.

Repito: y da gracias que lo localicemos a tu idioma, pringao.